TURISMO EN CASTELLDEFELS

Castelldefels y sus alrededores nos permiten disfrutar de unas vacaciones seguras llenas de actividades, naturaleza, relax e historia.

parque natural del garraf

El Auténtico Lujo es el Espacio

Castelldefels se caracteriza por sus playas kilométricas y sus vestigios de historia. Durante la época estival se transforma en un destino turístico muy apreciado por los visitantes que vienen a disfrutar de sus hermosas playas, su gran historia, una excelente gastronomía, y una extraordinaria naturaleza.

A tan sólo 20km. de Barcelona y con unas magnificas infraestructuras, el acceso desde la ciudad condal es sencillo, tanto por carretera, como en transporte público. Por ello, podemos optar por hospedarnos en la misma Castelldefels, o en Barcelona y desde allí acercarnos a pasar el día.

PLAYAS DE CASTELLDEFELS

turismo en castelldefels

Las playas de Castelldefels nos ofrecen cinco kilómetros de arena fina para disfrutar del mar. Situadas entre el Delta del Llobregat y el macizo del Garraf, sus playas conservan una zona de dunas. Además, cuenta con todos los servicios a pie de playa, dispone de un Club Marítimo y un Club Náutico, así como diferentes escuelas de vela donde se pueden practicar diversas actividades náuticas.

Es el entorno perfecto para practicar deportes acuáticos y realizar actividades con la familia. Bañarnos en sus maravillosas aguas, tomar el sol, o dar largos paseos, son algunas de las cosas que podemos disfrutar en este entorno.

3 Playas

Playa Baixador o Apeadero

Situada al sur de Castelldefels, su nombre hace referencia a la parada de tren que se encuentra muy cerca, siendo una de las más visitadas por ese motivo

Playa Lluminetes

Es la playa central de Castelldefels, y cuenta con una zona de dunas que fue recuperada.

Playa La Pineda

Se encuentra en la parte norte del término municipal y cuenta con las dunas más establecidas, en ella podemos encontrar un itinerario dunar con información sobre la flora y la fauna. Además, tiene una zona regulada para practicar el kitesurf.

PARQUE NATURAL DEL GARRAF

Los amantes de la naturaleza en su estado más puro sin duda disfrutarán de la visita al Parque Natural del Garraf o Parc del Garraf, está situado en la provincia de Barcelona, y es un espacio natural protegido ideal para hacer senderismo o cicloturismo.

El Parque ocupa una extensión de 12.820 hectáreas, y limita con la cuenca inferior del Llobregat, el mar Mediterráneo, y la depresión del Penedés. Su situación costera lo dota de un clima típicamente mediterráneo. Su paisaje está salpicado por cuevas, simas, y dolinas. Su composición calcárea con el paso del tiempo, van moldeando el paisaje originando unas originales formas de relieve específicas y unos específicos fenómenos de circulación hídrica. Siendo las aguas subterráneas las que destaquen frente a las aguas superficiales prácticamente nulas.

Excursiones

Las diferentes rutas del parque natural del Garraf, han sido creadas para enseñarnos la riqueza de su naturaleza, así como su legado histórico. Los diferentes recorridos del Garraf se pueden hacer a pie y en bicicleta, además, cuentan con una buena señalización. También existen diferentes puntos de información donde podemos encontrar trípticos explicativos.

La belleza de su naturaleza se caracteriza por sus simas y canales formados por la disolución de la roca calcárea como consecuencia de la acción del agua y el aire, pudiendo llegar algunas simas a tener varios cientos de metros de profundidad.

En el corazón del Garraf nos encontramos con una comunidad budista y su monasterio, el cual nos permite experimentar actividades espirituales, ayudándonos a encontrar la paz interior y conocer más de cerca la cultura tibetana. Además, también podemos saborear su exótica gastronomía, y disfrutar de una cultura diferente en un ambiente de lo más especial.

turismo en castelldefels

CANAL OLÍMPICO

Para los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, se construyo este canal para así poder ser una de las sedes de piragüismo. Sus modernas instalaciones, y su clima privilegiado, nos invitan a practicar todo tipo de deportes acuáticos como el piragüismo, la canoa, el kayak, el padelsurf, y el windsurf. Además cuenta con una zona de fitness, una piscina de verano, y un área para el tiro con arco. Todo ello lo hacen muy atractivo tanto para familias, como para grupos o empresas.

COMERCIOS Y GASTRONOMÍA

gastronomia de castelldefels

Castelldefels cuenta con una amplia oferta de diferentes tipos de comercio. Dar un paseo por la urbe mientras realizamos algunas compras y disfrutamos de su extraordinaria gastronomía, es un verdadero placer. Además, la ciudad también organiza una vez a la semana un gran mercadillo donde podremos encontrar multitud de chollos.

HISTORIA DE CASTELLDEFELS

Orígenes

El primer asentamiento de la zona aparece en la Cova Fumada en el Paleolítico Medio (100.000 a 30.000 a.C.). En el siglo IV a.C. empezaron a ocupar la zona los íberos layetanos. Con la llegada de los romanos, el poblado íbero se transformo en una villa romana, dedicada principalmente a la explotación de las viñas. La situación geográfica de la zona, y su orografía, constituían un puerto natural perfecto para las naves romanas y el desarrollo del comercio. Tras la caída del imperio romano, las villas romanas en el Bajo Llobregat fueron abandonadas.

Edad Media

Desde la caída del imperio romano hasta el siglo X apenas tenemos información, sabemos que Barcelona se convirtió en la capital del reino visigodo entre los años 511 al 517, y entre los años 531 al 549.

En el año 711 los musulmanes cruzaron el estrecho de Gibraltar, y entre los años 717 y 718, controlaron definitivamente Barcelona.

El actual núcleo urbano de Castelldefels surge tras la conquista de Barcelona por parte de los francos en el año 801. Tanto el río Llobregat, como el macizo del Garraf, eran puntos estratégicos para la defensa de la ciudad. Al principio se construyeron unas sencillas torres de madera en las principales colinas del Garraf-Ordal, para así poder vigilar las frecuentes incursiones de los musulmanes.

Santa María

En el siglo X, la actual Castelldefels era una zona fronteriza con el Califato de Córdoba, el conde Miró de Barcelona donó las tierras bajas del delta del Llobregat para la fundación de un monasterio en Castelldefels, conocido por el nombre de monasterio de Santa María. Sin embargo, las incursiones de Almanzor consiguieron reducir la prosperidad este monasterio, quedando reducido a Castelldefels y su iglesia de Santa María. Sobre el año 985, el conde Borrell II de Barcelona lo incorpora al monasterio de Sant Cugat, y así Castelldefels quedaba libre de la autoridad feudal de Eramprunyà.

En los siglos XIV y XV, ante la amenaza constante de la piratería musulmana y genovesa, se inició la construcción de las torres de vigía. Se construye la torre Barona y la de Sant Salvador dels Arenys, así como otras edificaciones distribuidas por la comarca para dar aviso de estas incursiones mediante hogueras. También es durante esta época cuando se fortifica la iglesia de Santa María.

El Castillo

En el año 1550 se construye con piedra de marés rojiza el cuerpo A del castillo. Y en 1717 empieza la ampliación de la iglesia de Santa maría con la construcción de la capilla de la Salud, creándose a continuación la cofradía de la Virgen de la Salud, siendo uno de sus objetivos el rescate de los cautivos en manos de los piratas. Como consecuencia de las constantes incursiones piratas, en 1734 se construye con piedras y ladrillos blanquecinos el cuerpo occidental del castillo.

Reconstrucción

Con la desaparición de la piratería, la fortaleza fue perdiendo su sentido defensivo, y en 1883 el castillo estaba en ruinas. Es Manuel Girona, banquero barcelonés, quien compro la baronía del Eramprunyà en 1897, encargando al arquitecto Enric Sagnier la restauración del castillo.

En la restauración se construyo la muralla actual, se agregaron puertas y ventanas de estilo gótico a la fachada del cuerpo B, y se rehicieron las torres.

Compra y Reconstrucción

En 1988 el Ayuntamiento de Castelldefels compra el castillo, promoviendo el estudio histórico y arqueológico del conjunto. Además, inicia las obras para la rehabilitación y restauración de las partes afectadas de la iglesia, y el restablecimiento de los colores originales de las diferentes edificaciones. También se adecuó el presbiterio para que se pudiesen observar las ruinas íberas y romanas que se encuentran en su subsuelo.

Restauración del Castillo

En 2001 se llevaron a cabo las obras de restauración del castillo en dos etapas. En la primera se rehabilita la estructura, cambiando forjados y cubiertas. Permitiendo la instalación de un centro de interpretación de la historia del castillo, así como de dos salas de exposiciones. En la segunda etapa de las obras, se rehabilita el resto del edificio, construyéndose un teatro al aire libre, y habilitando la zona más alta del castillo como mirador.

turismo en castelldefels